Errores de programación. Tipos de errores al programar y su respectiva solución

Por supuesto, somos humanos, y por lo tanto cometemos errores y claramente la programación no es la excepción. Los errores de programación responden a diferentes tipos y pueden clasificarse dependiendo de la fase en que se presenten. Algunos tipos de errores son más difíciles de detectar y reparar que otros, veamos entonces:

Errores de sintaxis:

Son errores en el código fuente. Pueden deberse a palabras reservadas mal escritas, expresiones erróneas o incompletas, variables que no han sido declaradas, etc. Los errores de sintaxis se detectan en la fase de compilación. El compilador, además de generar el código objeto, nos dará una lista de errores de sintaxis. De hecho nos dará sólo una cosa o la otra, ya que si hay errores no es posible generar un código objeto.

Advertencias:

Además de errores, el compilador puede dar también advertencias (warnings). Las advertencias son errores, pero no lo suficientemente graves como para impedir la generación del código objeto. No obstante, es importante corregir estos errores la mayoría de las veces, ya que ante un aviso el compilador tiene que tomar decisiones, y estas no tienen por qué coincidir con lo que nosotros pretendemos hacer, ya se basan en las directivas que los creadores del compilador decidieron durante la creación del compilador. Por lo tanto en ocasiones, ignorar las advertencias puede ocasionar que nuestro programa arroje resultados inesperados o erróneos.

Errores de enlazado:

El programa enlazador también puede encontrar errores. Normalmente se refieren a funciones que no están definidas en ninguno de los ficheros objetos ni en las bibliotecas. Puede que hayamos olvidado incluir alguna biblioteca, o algún fichero objeto, o puede que hayamos olvidado definir alguna función o variable, o lo hayamos hecho mal.

Errores de ejecución:

Incluso después de obtener un fichero ejecutable, es posible que se produzcan errores, durante la ejecución del código. En el caso de los errores de ejecución normalmente no obtendremos mensajes de error muy específicos o incluso puede que no obtengamos ningun error, sino que simplemente el programa terminará inesperadamente. Estos errores son más difíciles de detectar y corregir (pues se trata de la lógica como tal de nuestra aplicación). Existen herramientas auxiliares para buscar estos errores, son los llamados depuradores (debuggers). Estos programas permiten detener la ejecución de nuestros programas, inspeccionar variables y ejecutar nuestro programa paso a paso (instrucción a instrucción). Esto resulta útil para detectar excepciones, errores sutiles, y fallos que se presentan dependiendo de circunstancias distintas. Generalmente los errores en tiempo de ejecución se dan por situaciones no consideradas en la aplicación, por ejemplo, que el usuario ingrese una letra en vez de un número y ésto no es controle.

Errores de diseño:

Finalmente los errores más difíciles de corregir y prevenir. Si nos hemos equivocado al diseñar nuestro algoritmo, no habrá ningún programa que nos pueda ayudar a corregirlos, pues es imposible que un programa pueda determinar qué es lo que tratamos de conseguir o un programa que realice aplicaciones cualquiera por nosotros. Contra estos errores sólo cabe practicar y pensar, realizar pruebas de escritorio, hacerle seguimiento y depuración a la aplicación hasta dar con el problema (una mala asignación, un valor inesperado, olvidar actualizar una variable, etc.), tambien es útil buscar un poco de ayuda de libros o en sitios y foros especializados.

Eso ha sido todo en esta corta sección. Recuerda que ya puedes comenzar cualquiera de los cursos de programación del sitio. Elige la sección que más te guste. Entra y aprende a programar en Visual Basic, C++ o Java.

La última actualización de este artículo fue hace 1 año